La familia del fallecido Cazador de Cocodrilos, Steve Irwin, quienes poseen y operan el Zoológico de Australia y su Hospital de Vida Silvestre, han salvado a más de 90 mil animales de los devastadores incendios que azotan a su país.

«Esta semana, tratamos a nuestro paciente número 90 mil», anunció Robert, hijo del legendario conservacionista.

El paciente es un ornitorrinco a quien la familia llamó «Ollie», y recibirá atención las 24 horas hasta que pueda ser liberado, agregó el joven.

Ver esta publicación en Instagram

Our #AustraliaZoo Wildlife Hospital takes in animals from all over Australia. Hundreds of grey-headed flying foxes, a species listed as vulnerable, have been flown to Queensland after the rescue centre they were recovering in was at risk from fire and evacuated. Some of the orphans are now being cared for by the team at the hospital until they’re big enough to go home, and there’s no threat of fire. 🦇 In September, flying fox admissions to the hospital skyrocketed by over 750% due to drought conditions and lack of food. Flying foxes are now being drastically affected by wildfires and we’re again seeing an influx of these beautiful animals from across the country. This week, we treated our 90,000th patient. To cope with so many animals being admitted to the hospital, in 2019 we opened a sea turtle rehabilitation centre, sea snake ward and are about to complete a new bird recovery area, but it’s still not enough to keep up. We need to build a new ward for our patients. Wildlife Warriors from around the world are asking how they can help us save native wildlife, you can donate on our website, or support our fundraiser to start construction of our newest ward by visiting the link in @wildlifewarriorsworldwide bio! 💚 #repost @wildlifewarriorsworldwide

Una publicación compartida por Australia Zoo (@australiazoo) el

«Gracias por sus amables comentarios de apoyo durante estos devastadores incendios forestales de Australia. El zoológico de Australia y nuestro equipo están seguros y lejos de cualquiera de los incendios».

«Continuamos haciendo todo lo posible para apoyar nuestra vida silvestre y nuestros lugares salvajes. Siempre estamos muy agradecidos cuando nos visita aquí en #AustraliaZoo ya que nuestras ganancias vuelven directamente a la conservación”.

Terri, su esposa, se hizo cargo del zoológico desde la trágica muerte de Steve en 2006, tras de ser herido por una mantarraya. Conforme crecieron, sus hijos Bindi Sue y Robert comenzaron a apoyarla en el lugar.

Se cree que los intensos incendios han matado a casi 500 millones de animales desde el comienzo de la temporada en septiembre, según estimaciones de ecologistas del Universidad de Sydney.

Esa cifra sólo incluye mamíferos y no incluye insectos, murciélagos o ranas, según un comunicado en el sitio web de la universidad.

Deja un comentario